Años 60: Creciendo con la farmacia

Entramos en una década muy intensa fruto de la apertura del régimen político y de las mejoras económicas de la sociedad española una vez superada la posguerra.

La gran difusión y popularidad del Seat 600 marca un hito en esos años. Sin embargo, las carreteras son todavía precarias, y muchas tienen el pavimento picado, multitud de curvas y abundantes puertos de montaña. Junto a ello, la falta del hábito de viajar en automóvil también es causa de frecuentes mareos en los viajes.

Éste es el escenario ideal para que Biodramina® se popularice y se convierta en un aliado de los viajeros que padecen mareos.

Las campañas publicitarias consolidan el beneficio original del producto sobre el mareo cinético. Para el público, el eje de las campañas es la efectividad de Biodramina en el tratamiento del mareo en los viajes.

A finales de los 60, España se convierte en un destino turístico de primer nivel. Viajar empieza a dejar de ser una ilusión o un privilegio y vamos a hacerlo con Biodramina®, nuestro mejor compañero de viaje.

En julio de 1969, las farmacias muestran en su escaparate un display de movimiento de Biodramina®, que representa un módulo lunar y los astronautas que salen de él. El hombre conquista la Luna y Biodramina® empieza a ser conocida por el público.

Volver

Lea las instrucciones

de este medicamento

y consulte al farmacéutico